0 comments

Los juzgados de familia de Marbella limitan las visitas de los padres separados a sus hijos a los fines de semana

Las medidas adoptadas con motivo del coronavirus han obligado a los juzgados de familias a aprobar criterios para resolver de manera urgente las peticiones surgidas en relación con los regímenes de visitas y comunicaciones en las parejas separadas con hijos a cargo. Entre los cambios adoptados destacan la suspensión de las comunicaciones tuteladas en los puntos de encuentro y el cese de las visitas diurnas entresemana.

Los jueces han hecho un llamamiento a las parejas separadas para que resuelvan razonablemente las discrepancias que puedan surgir por las circunstancias que se viven en estos días, tanto por medio de acuerdos entre ellos como a través de la negociación entre abogados o recurriendo a la mediación familiar, siempre teniendo en cuenta de manera exclusiva el interés de los hijos.

Los criterios fijados por los jueces señalan que en los casos de custodia compartida se tendrán que efectuar los cambios en las fechas que correspondan de manera que los menores resulten lo menos expuestos a posibles contagios.

Asimismo, se mantienen las comunicaciones los fines de semana tanto en los supuestos de custodia compartida como individual, esté o no establecida la situación de que los niños cambien el lugar donde pasan la noche.

Los jueces han acordado también el criterio de que se suspendan las comunicaciones intersemanales sin pernocta, es decir, las visitas del progenitor que en ese momento no tenga la custodia, por entender que conllevan una exposición innecesaria para el menor dada su brevedad. Por el contrario, las comunicaciones intersemanales con pernocta, es decir, cuando el menor se queda a dormir en la vivienda del otro progenitor, sí se llevarán a cabo.

Las comunicaciones tuteladas en los puntos de encuentro familiar también cesan al considerarse que suponen una excesiva exposición de los niños a posibles contagios teniendo en cuenta que se realizan en un espacio de reducidas dimensiones.

El acuerdo señala también que la situación excepcional que vive el país tras la declaración del estado de alarma «no debe servir de excusa ni amparar el incumplimiento de los acuerdos» en relación a la custodia de los niños.

Fuente: Diario Sur