0 comments

Hoy en Manzorro abogados, no vamos a hablar de abogacía, hoy la noticia es para todas las personas que vivimos en esta ciudad, la cual representa aspectos como el turismo, el glamour o un enclave maravilloso. Todo ello hace que noticias como esta no tengan la relevancia que se merecen, y este paisano nuestro hoy es digno de un homenaje, un orgullo por su profesionalidad para Marbella.

El cocinero Fernando Alcalá, un chef autodidacta que lidera el restaurante Kava de Marbella (Málaga), ha sido nombrado este miércoles cocinero revelación de 2019 por un jurado compuesto por más de 80 expertos gastronómicos en la última jornada de Madrid Fusión. Alcalá dejó su carrera como abogado en Zúrich para adentrarse en el mundo de la cocina y el vino y lanzarse a la apertura de su propio restaurante. “Siempre me gustó cocinar para amigos y el convertirme en profesional fue casualidad”, ha asegurado a El Viajero este marbellí nacido el 15 de julio de 1990.

Durante el verano de 2013, mientras estaba trabajando en un bufete de Suiza, le surgió la oportunidad de hacerse cargo de un restaurante abandonado en un local familiar, situado en el casco antiguo de Marbella. En concreto en la plaza que lleva el nombre de su abuelo, llamado como él Fernando Alcalá. Así, en 2014, con solo 24 años, se convirtió en jefe de cocina con negocio propio. Al poco de rodar el restaurante Kava, se marchó a San Sebastián a beber sabiduría gastronómica en los fogones de Arzak. Allí estuvo como stagier durante cuatro meses, y aprendió “a ver cómo funciona una cocina y cómo se gestiona la presión de un gran restaurante”. También entrenó “capacidades como persona y para el oficio”, recordaba este miércoles.

En Kava, donde cuenta con un ayudante en fogones y tres mujeres en sala, Alcalá desarrolla “una cocina de autor con producto local y técnica global”. “Sirvo lo que me gusta comer”, añade. Tiene menú, “para quienes no quieren romperse la cabeza escogiendo platos” y también opciones de carta. El precio va “desde los 25 euros a lo que la gente quiera gastarse en comida y vino”.

Dada su ubicación, el menú de Kava “tira más del mar”. La propuesta, de 10 platos, cambia a diario, según el mercado. “Hay un único plato que no cambia, y quienes lo prueban se sorprenden, es de col asada con morcilla y un sofrito xo honkonés”.

Tras este premio, muchas miradas están puestas en la escena de Marbella. Además de en Dani García, que el pasado noviembre recibió su tercera estrella Michelin, hay que fijarse en Fernando Alcalá. “Todavía soy un chanquetito”, afirma tímido el cocinero revelación 2019.

En segundo y tercer lugar de este premio, respectivamente, han sido ratificados en Madrid Fusión como promesas del panorama culinario nacional: María Gómez, de Magoga, en Cartagena, y Clara Puig de la Bellacasa y Borja Susilla, que lideran el restaurante Tula de Jávea. Por primera vez han concurrido a este galardón de Madrid Fusión siete candidatos (normalmente son seis los cocineros nominados) y ha habido más mujeres nominadas. “Son ejemplos del talento de la cocina española del futuro”, declaró José Carlos Capel, crítico gastronómico de EL PAÍS y presidente del congreso gastronómico, al entregar el galardón a Fernando Alcalá.

Fuente: El País