La empresa Concesionaria Costa del Sol S. A., adjudicataria de las obras de ampliación del Hospital Costa del Sol de Marbella, ha entrado en concurso de acreedores voluntario, una situación que tramitará el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Málaga.

Según publicó ayer el Boletín Oficial del Estado (BOE), «el deudor conserva las facultades de administración y de disposición de su patrimonio, pero sometidas éstas a la intervención de la Administración concursal», que integra el abogado Javier Téllez.

Los acreedores tienen un plazo de un mes desde la publicación en el BOE para presentar a la Administración concursal «la existencia de sus créditos», pudiendo tardar la resolución del concurso tres años en adelante, según manifestaron a este diario fuentes judiciales.

El anuncio rompe las expectativas de reanudar a corto plazo las obras de ampliación del Hospital Costa del Sol, que llevan paralizadas desde 2010.

Las administraciones implicadas en las obras se muestran cautas y han decidido esperar a que el juzgado resuelva el concurso, según indicó ayer la Agencia Sanitaria Costa del Sol. «La Consejería de Salud y el Consistorio marbellí han negociado con la empresa para desbloquear las obras de ampliación y poder reiniciarlas lo antes posible», según manifestó la Agencia Sanitaria Costa del Sol.

Por su parte, el Ayuntamiento de Marbella se mostró cauto ante el anuncio de que la concesionaria ha entrado en concurso de acreedores y es partidario del «procedimiento más rápido» para reiniciar las obras, según destacó el alcalde, José Bernal. «Si el procedimiento más rápido es el rescate, estoy a favor del rescate de la concesión. Si después desde lo jurídico nos dicen que el procedimiento más rápido es otro, será por el que nosotros apostemos», remarcó Bernal, quien prefiere contar con los informes jurídicos y económicos pertinentes antes de lanzar conjeturas.

Bernal,que recordó que el rescate también exige unos procedimientos determinados, añadió que seguirán buscando las vías adecuadas para resolver la situación en un breve periodo de tiempo y recordó que el consejero de Salud, Aquilino Alonso, planteó en julio el rescate como opción, por lo que espera que el concurso ayude a tomar una decisión en uno u otro sentido.

El regidor lamentó la maraña judicial en la que se encuentra el hospital, «motivada por el equipo de gobierno anterior» y que «pone de manifiesto la dejación de funciones y el bloqueo que llevó a cabo el gobierno del PP».

El 24 de julio de 2008 se firmó el acta de replanteo de unas obras que permitirían ampliar la cartera de servicios del hospital, en un plazo de tres años, con una inversión de 48,4 millones de euros. Las obras se financiarían en parte con la explotación de un parking que construiría la concesionaria. En 2010, el Ayuntamiento, gobernado por el PP, paralizó las obras del parking y dio lugar a un cruce de denuncias en los juzgados.

En agosto de 2014, todas las partes implicadas anunciaron en rueda de prensa un acuerdo para reanudar las obras. Desde entonces no se ha movido un ladrillo.

Fuente: laopiniondemalaga.es