0 comments
Por más que PP y, sorprendentemente, OSP se esfuercen en decir lo contrario, los planos que se han aprobado este viernes durante el pleno ordinario dejan claro que se ha grafiado una nueva linde que hace perder a Marbella 200.000 metros cuadrados de terreno en favor de Benahavís. Eso es incuestionable y también que en esos terrenos está la mansión de Ángeles Muñoz. 

 

Los dos partidos que forman el equipo de gobierno han seguido esta mañana el guión previsto para intentar justificar ante la opinión pública lo que no tiene ninguna discusión, como es que se ha cambiado la linde entre Marbella y Benahavís.

Es exactamente lo mismo que se hizo a última hora en la aprobación del PGOU de 2010 y que después desembocó en un expediente de alteración de lindes que finalmente frenó la Junta en 2015 por la presión ciudadana.

De nuevo, invocando la célebre alegación 310 que se hizo al PGOU de 1986, el PP ha querido colar la linde en la que toda la zona de Vega del Colorado, donde está la mansión de la alcaldesa, pasa a Benahavís.

Los planos lo demuestran de forma clara, se ha colocado una linde que se escora hacia la derecha de la histórica y cede al municipio vecino unos 200.000 metros cuadrados de terreno.

Curiosamente, todos los argumentos expuestos por el equipo de gobierno han ido encaminados a colocar esa línea perjudicial para Marbella, ninguno a tratar de evitarlo.


Plano que se ha incorporado hoy al documento de adaptación del PGOU del 86 a la LOUA.

Lógicamente es un asunto difícil de justiciar para OSP, que luchó durante años precisamente contra esto mismo, y que ahora lo apoya y le ha dado a Ángeles Muñoz los votos necesarios para conseguirlo.

Rafael Piña ha estado toda la semana dando bandazos. Intentó plantear un voto particular, que el Secretario no permitió, y después presentó una enmienda, pero fuera de plazo.

Esta mañana se ha conformado con lo que ha denominado el “compromiso de Ángeles” para que la Junta diga cuál es la linde que hay que grafiar y añadirla a la documentación.

Lo que no ha dicho es cómo se hará eso si, precisamente, esta mañana han concluido todos los trámites con la aprobación definitiva de la adaptación del PGOU de 1986 a la actual legislación andaluza.

También llama la atención que ahora confíe en el ‘buenismo’ de la regidora, a la que antes tanto criticó por querer hacer lo mismo. Su postura y la de su, de nuevo mudo, compañero Manuel Osorio es cada vez más complicada.


El director general de Urbanismo, en su intervención por sorpresa en el pleno. (Foto: J.Z.)

Merece igualmente mención especial el ‘papelón’ que ha realizado esta mañana el director general de Urbanismo, José María Morente, a quien han querido hacer pasar por un técnico independiente pero que es un miembro más del equipo de gobierno.

Así lo explicó en su día el portavoz, Félix Romero, al anunciar el nombramiento de los directores generales, elegidos en un proceso muy polémico y en el que ya se sabían a quiénes se iba a nombrar.

Morente ha acudido al pleno para decir que “no se modifica ni se altera ninguna linde” y a defender el trabajo “independiente y basado en parámetros profesionales” que se ha hecho desde Urbanismo.

Ha llegado a decir que Vega del Colorado se encuentra en Benahavís porque los “terrenos ya han sido ejecutados y transformados” desde el municipio vecino.

La concejala de Urbanismo, Francisca Caracuel, ha señalado con rotundidad que Cerro Colorado “está en Benahavís”, afirmación a la que Rafael Piña no ha hecho ninguna objeción.

Tras marcharse del pleno, los grupos de la oposición (PSOE, IU y CSSP) se han reunido con la plataforma antideslinde y en los próximos días se conocerán las medidas que se tomen, ya muy probablemente en los tribunales.