0 comments
El Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de Andalucía ha anulado, a instancias del PSOE, el procedimiento de licitación del servicio de alumbrado público en Marbella que había puesto en marcha el pasado noviembre el equipo de gobierno bipartito (PP-OSP). El portavoz socialista José Bernal ha dicho que pondrán esta resolución en manos de la Fiscalía que estudia la trama Púnica. 

 

El bipartito pretendía externalizar este servicio por 15 años con un coste de 25 millones de euros para las arcas públicas, aunque los socialistas consideraban que podría alcanzar finalmente los 50 millones de euros por la subida del precio de la luz.

Fue en el mes de diciembre cuando el PSOE recurrió a este tribunal, que ya en enero ordenó la paralización cautelar del proceso y ahora lo ha anulado definitivamente, según se ha informado esta mañana en rueda de prensa.

Además, Bernal ha dicho que van a enviar toda la documentación a la Fiscalía Anticorrupción, ya que el concurso público que se quería poner en marcha en Marbella “apenas tiene diferencias” con algunos de los que están bajo sospecha en la trama Púnica en ayuntamientos de Madrid.

“Coinciden en el contenido, en la estructura y en el tiempo de duración (15 años)”, ha añadido el líder socialista, exponiendo que en Marbella “estaba claro que perdía el Ayuntamiento y el municipio, y no sabíamos quién ganaba”.

El portavoz socialista también ha lanzado un mensaje a los trabajadores municipales del servicio de alumbrado: “deben tener la máxima tranquilidad, en su día les prometí que iba a pelear para que no se privatizara y nos han dado la razón”.

Contra la resolución del Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales, notificada el pasado 24 de mayo, solo cabe ya recurso por la vía contencioso-administrativa. El Ayuntamiento podría poner en marcha una nueva licitación.

Bernal ha dicho que en el PSOE están contentos porque “era algo que no estaba bien hecho y hemos conseguido que no se hipoteque el municipio ni se privatice otro servicio que debe prestarse desde lo público”.

Ha recordado que, desde que conocieron la intención del bipartito, fueron “muy críticos”. Ha recordado que el pliego de licitación se presentó en un “tiempo record inmediatamente después de que se produjera la moción de censura en el mes de agosto”.

También ha dicho que el proceso “no garantizaba la igualdad de oportunidades, era perjudicial para las arcas del Ayuntamiento, y quería privatizaba el personal del servicio de alumbrado del Ayuntamiento de Marbella”.

El concejal socialista ha señalado que el Tribunal “pone en evidencia que el mismo es lesivo para los intereses públicos al sesgar la prerrogativa que tienen las entidades públicas con respecto a los suministros eléctricos para cubrir sus necesidades básicas”.