0 comments

Dice el refrán que cuando las barbas de tu vecino veas cortar, echa las tuyas a remojar. Pues tras la situación que hay en Europa, debemos de plantearnos la posibilidad de un nuevo confinamiento. Más información en el siguiente artículo:

««No adelantemos fases», dice la vicepresidenta Calvo, que recuerda que requeriría cambiar el decreto del actual estado de alarma

El Gobierno rechaza por el momento un confinamiento domiciliario como el que ya han solicitado el Principado de Asturias, Ceuta y Melilla y estudian otras comunidades. Pero no lo descarta por completo. Ya no. Pide paciencia, esperar a que las medidas implantadas hace una semana desplieguen sus efectos, consensuar los siguientes pasos con las comunidades autónomas. Quiere proyectar un mensaje de tranquilidad, sin cerrarse puertas por anticipado. «No adelantemos fases», dijo primero este martes la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, en una entrevista en Canal Sur Radio, en la que pidió aguardar hasta el próximo 9 de noviembre, cuando se cumplirán 15 días desde la aplicación del nuevo estado de alarma -el que ha permitido el toque de queda o el aislamiento perimetral-, para tomar una decisión. «Vamos a intentar que eso no llegue. Vamos a ser como siempre contundentes y prudentes al mismo tiempo«, insistió. Y en la misma línea se pronunció, ya tras la reunión del Consejo de Ministros, la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero.

Calvo defendió que se han «tomado medidas contundentes en cada momento», en alusión a las restricciones de movilidad nocturna y entre territorios, y resaltó que se irán «viendo cada día las circunstancias, porque las epidemias son así, hay que ir siguiendo cada minuto». La vicepresidenta primera consideró, en referencia a la petición del presidente asturiano, el socialista Adrián Barbón, que «desde el punto de vista político» es entendible que cualquier comunidad autónoma, «en el ámbito de su responsabilidad, se pronuncie y tenga propuestas». No obstante, «como Gobierno aún se está verificando cómo funcionan las medidas tomadas hasta el 9 de noviembre, y que se parecen a las que han tomado otros países».

«Demos un poco de tiempo para ver qué ocurre en los próximos días», abundó, para recordar a renglón seguido que una decisión como el confinamiento domiciliario desde el punto de vista jurídico «solo la puede adoptar el Gobierno», y que requeriría una modificación del actual decreto de estado de alarma.

Responsabilidad política de los disturbios

Montero también defendió esperar el resultado de las últimas medidas adoptadas para frenar la expansión del covid antes de estudiar otras iniciativas más severas. Es «pronto» para evaluar el impacto del estado de alarma. » Habrá que ir adoptando las medidas en cada momento, pedimos contundencia por parte de las comunidades autónomas para evitar situaciones de mayor dimensión o profundidad. Deseamos, confiamos, que las medidas de los últimos días tengan un reflejo en los indicadores epidemiológicos que se expresarán esta semana y durante las próximas semanas», explicó. Mensaje, dijo, que también ha trasladado el titular de Sanidad, Salvador Illa, al Gobierno de Asturias, con el que se reunió este martes.

«Vamos paso a paso», añadió la portavoz, recordando que el Ejecutivo central escucha las peticiones de todas las comunidades y que este miércoles podrán manifestar en la reunión prevista del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS). Montero apuntó en todo momento que hay que adoptar medidas «contundentes» que «eviten situaciones de confinamiento superiores» que sean «efectivas» para frenar el virus pero que al mismo tiempo sean «proporcionales». Las autonomías han de seguir, pues, las «indicaciones» que el CISNS considera «urgentes» para que ninguna de ellas se quede «rezagada». Lo que está deslizando el Ejecutivo es que aún las comunidades tienen margen para apurar en su legislación y en las posibilidades que ofrece el actual estado de alarma.

«Ahora los indicadores apuntan que las medidas que hemos ido adoptando hay que dejarlas proseguir para ver qué impacto real tienen. El Gobierno ni descarta ni confirma que se puedan adoptar en el futuro otras medidas», sostuvo, enfatizando el «trabajo conjunto» del Ejecutivo y las autonomías. Es decir, » si las medidas no funcionan, ojalá que no, habrá que replantearse el conjunto de actuaciones de manera contundente y proporcionada», resolvió. Montero subrayó que el Ejecutivo se guiará por el criterio de los expertos.»

Fuente: La Opinión de Málaga

Share This:

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *