0 comments

Cuando tienes un turno como abogado/a de guardia de Violencia Doméstica siempre tienes la esperanza de no atender un caso como este. Siempre piensas que esta lacra se tiene que terminar. Es lamentable y triste este tipo de noticias. Como abogados nuestro consejo es siempre denunciar antes de llegar a este fin.

«El marido, de nacionalidad británica, cometió el crimen tras echar de la casa a su hijo de 15 años»

«Un vecino llamó a la policía alarmado por los gritos. Sin embargo, la primera patrulla que llegó al lugar se encontró con un extraño silencio quebrado solo por la voz de un adolescente que daba vueltas alrededor de la vivienda, intentando entrar. Su padre, fuera de sí, lo había echado de su casa mientras discutía con su madre y ahora, pese a su insistencia, nadie le abría. Todavía no sabía el desenlace. Gloria se convirtió este pasado sábado en la última víctima mortal de la violencia machista, la segunda en la provincia en lo que va de 2019. Tenía 58 años y era malagueña. Su marido, Geoffrey, de 55 y de origen británico, acabó siendo su verdugo. Al parecer, intentó suicidarse después de matarla.

Sucedió la noche del sábado en un chalé de la calle Reino de España, en la urbanización Forest Hills, en Estepona. La primera llamada entró a las once y media de la noche en la sala del 091. El vecino hablaba de una fuerte discusión en un domicilio. Y la policía movilizó a las patrullas disponibles. Tras hablar con el menor, hijo de la pareja, los agentes echaron la puerta abajo y entraron en la vivienda, donde encontraron un escenario «dantesco». Había sangre por todas partes; tanta, que era difícil saber dónde comenzó la agresión.

Los policías recorrieron la casa y hallaron a la pareja en el dormitorio. Ella yacía inerte sobre la cama, con numerosas heridas de arma blanca que se concentraban principalmente en la espalda y el pecho. Él estaba junto a la víctima, desangrándose. Acababa de cortarse las venas. Los agentes comprobaron las constantes vitales de ambos. Gloria ya había fallecido. Geoffrey estaba vivo, por lo que pidieron inmediatamente una ambulancia que lo evacuó al Hospital Costa del Sol. Recibió el alta médica horas después y ya se encuentra en los calabozos de la comisaría esteponera, donde se instruyen las diligencias del caso.»

Fuente: Diario Sur

Share This:

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *