Los últimos casos de agresiones, asesinatos e incendios relacionados en la Costa del Sol, nos hacen poner el foco en el campo de Gibraltar y el narcotráfico cuya lucha no para, más información en el siguiente artículo:

«El todoterreno trató de escapar de los agentes por la carretera N-340 en dirección a Algeciras y fue en ese trayecto cuando arrolló el coche oficial camuflado.

Tres agentes de la Guardia Civil han resultado heridos de diversa consideración tras ser embestido el vehículo oficial camuflado en el que viajaban por un todoterreno durante una operación en San Roque (Cádiz), en la que han intervenido 700 kilos de hachís.

El instituto armado ha explicado este jueves en una nota que el suceso ha tenido lugar después de que los agentes avistasen el todoterreno recogiendo la carga en la costa, en el paraje de la Urca, que le suministraban desde una embarcación semirrígida.

Al detectar la presencia de los agentes, el todoterreno emprendió la huida por la carretera N-340 en dirección a Algeciras y fue en ese trayecto cuando el todoterreno sospechoso embistió al vehículo oficial camuflado y los tres guardias civiles resultaron heridos de diversa consideración.

En el todoterreno han sido hallados 25 fardos que contenían aproximadamente 700 kilos de hachís.

El pasado domingo, un suceso similar dejó herido de gravedad a un agente de la Policía Nacional de 33 años.

Eran las siete de la mañana cuando los efectivos policiales cruzaron su vehículo para bloquear el paso al vehículo que sabían que podía ir cargado de drogas.

Los agentes, un inspector y un policía básico, cruzaron el zeta confiando en que el vehículo del narco detuviera su camino. Pero el sospechoso optó por tratar de huir y embistió el vehículo policial con un BMW X5. El resultado fue de dos policías heridos y el narco detenido. En el interior del vehículo se hallaron 16 fardos de hachís.

Esta nueva agresión a las Fuerzas de Seguridad del Estado se producía apenas dos días después de que dos guardias civiles fueran también heridos, de disparos de escopeta, también durante una operación contra el narcotráfico en la misma zona.

Los policías entienden que el Ministerio del Interior tiene que reforzar los despliegues en la zona. Consideran que la presencia policial debe ser más contundente, «que se nos vea aún más». Y los medios materiales con que cuenten estos agentes, también. Porque, como exponen estos especialistas, la zona del Campo de Gibraltar debe convertirse en una prioridad absoluta a nivel de la seguridad, no solo de España sino también a nivel europeo.»

Fuente: ElMundo

Share This:

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *