9:00 - 21:00 de Lunes a Viernes

2016 FUE EL AÑO CON MENOS LEYES DE LA DEMOCRACIA

0 Comentarios

Un informe de la CEOE refleja un descenso en la producción normativa del 50% por el bloqueo institucional.

El bloqueo institucional que sufrió España durante todo el año pasado, con la imposibilidad de formar Gobierno y la repetición electoral, provocó que 2016 fuese el año con menor producción normativa de la democracia. Concretamente, el pasado ejercicio solo se aprobaron 436 normas de carácter estatal, de las que la mayoría fueron órdenes ministeriales (309) y reales decretos (117), sin rango de ley. Por el contrario, solo se aprobaron dos leyes orgánicas, siete reales decretos-ley y un real decreto legislativo. Ninguna ley ordinaria. Las cifras contrastan con el año anterior, en el que la producción legislativa se acercó al centenar (16 leyes orgánicas, 48 ordinarias, 12 reales decretos-ley y 8 decretos legislativos) además de 800 normas sin rango de ley (505 órdenes ministeriales y 295 reales decretos).

Acumulación legislativa

Con las 436 normas estatales aprobadas en 2016 son ya 41.366 desde 1970, 2.076 con carácter legislativo. A ello hay que sumar la producción legislativa de las comunidades autónomas, que solo desde 2013 (los datos que recoge el informe) fue, entre todas las comunidades, de más de un millar. Destaca, en este sentido, el descenso que entre 2015 y 2016 ha experimentado Cataluña, donde tras las elecciones de septiembre de 2015 el procés ha copado la mayor parte del espacio político. Si ese año el Parlament aprobó 40 normas de carácter autonómico, en 2016 solo fueron once.

Y, por supuesto, es necesario contar también con todos los actos legislativos que emanan de la Unión Europea, unos 6.400 en los últimos tres años y que, en total, suman más de 100.000 leyes europeas vigentes entre directivas, reglamentos, decisiones, acuerdos internacionales, sentencias y autos del Tribunal de Justicia de la UE y estándares europeos de normalización.

Según la patronal, este exceso legislativo ha convertido el espacio en el que se mueven las empresas en una enorme maraña legal en la que muchas veces les cuesta desenvolverse por la burocracia que provoca. Así, Joan Rosell reclamó en la presentación del informe “menos leyes y más consistentes en el tiempo”. En este sentido, el propio trabajo de la CEOE apunta a la simplificación de trámites con la Administración para evitar todo el trabajo extra que algunas normativas provocan a los empresarios fundamentalmente, pero también al resto de ciudadanos. “Esta situación tiene un impacto directo en nuestra capacidad de crecimiento, puesto que las empresas no pueden dedicar sus recursos y esfuerzos plenamente a lo que saben hacer, que es crear riqueza y generar empleo”, argumenta.

El interminable BOE

Basta un dato para reflejar lo inabarcable que muchas veces es la Administración y el trabajo que supone a un empresario estar al día de la legislación vigente. El año pasado, a pesar del parón legislativo y de sufrir un ligero descenso respecto al año anterior, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó cerca de 172.000 páginas a las que hay que sumar, de nuevo, aquellas que editaron las comunidades autónomas, 723.915. En total, cerca de 900.000 páginas al año en los boletines oficiales de toda España, casi siete millones solo desde 2010. En este sentido se llevan la palma las comunidades autónomas de Madrid y Cataluña, solo seguidas muy de lejos por Andalucía y Castilla y León. Además de las miles de páginas editadas por el BOE, sus empresarios y ciudadanos tienen que estar pendientes de otras 90.856 en Cataluña y 81.229 en Madrid. En Andalucía y Castilla y León, 65.823 y  59.428, respectivamente.

Fuente: tiempodehoy.com