9:00 - 21:00 de Lunes a Viernes

Intentan cambiar otra vez las lindes entre Marbella y Benahavís

0 Comentarios

Sin que tan siquiera se haya cumplido el primer año desde su retorno a la alcaldía, Ángeles Muñoz vuelve a intentar un cambio en las lindes entre Marbella y Benahavís. Lo hará en el próximo pleno, en el que se aprobará de forma definitiva la adaptación del PGOU del 86 a la actual legislación andaluza. Así lo ha denunciado el PSOE, que ha preguntado a los dos ediles de OSP si votarán a favor.

 

Las afirmaciones de los socialistas no son, ni mucho menos, gratuitas, sino que en la rueda de prensa que han protagonizado esta mañana han aportado a los medios toda la documentación que acredita su planteamiento.Podríamos estar ante un nuevo caso PGOU, al realizarse cambios a última hora y sin la tramitación que deberían llevar al ser estructurales y afectar a un aspecto tan importante como el límite entre municipios.Como ya es conocido, con esta modificación, los terrenos donde está la mansión de la regidora en suelo no urbanizable de Marbella, pasarían a Benahavís, donde sí son urbanizables.

Tanto José Bernal como Isabel Pérez han mostrado su sorpresa ante lo que han calificado como un nuevo «escándalo» con las lindes, en la zona donde Ángeles Muñoz tiene su mansión e intereses urbanísticos sus familiares.

«Ha perdido el norte, no se puede ser tan descarada», ha señalado Bernal, que también se ha dirigido a los concejales de OSP, Rafael Piña y Manuel Osorio, sobre los que ha dicho que «entiendo que votarán en contra, eso espero».

Según han explicado, el PP quiere «colar» el cambio en las lindes en el próximo pleno ordinario del día 27 de julio a través de una corrección de errores del texto refundido del PGOU de 1986, en un punto previo a la aprobación definitiva de la adaptación a la actual legislación andaluza (LOUA).

Así lo ha detectado la exconcejala de Urbanismo Isabel Pérez al analizar la documentación que les han facilitado y que se llevará este próximo viernes día 20 a la comisión informativa previa al pleno.

La edil ha mostrado los planos en los que se aprecia perfectamente el cambio de lindes que pretende hacer Ángeles Muñoz, corrigiendo el texto refundido que está vigente desde el pasado 30 de abril, tras su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (Bopma).

«Por qué no hizo estos cambios durante la tramitación del texto refundido, pues porque habría tenido la supervisión de la Junta», ha señalado Bernal. Ahora, tras la aprobación definitiva de la adaptación a la LOUA, no habrá más trámites.

Advertencia

Bernal ha recordado que en julio de 2017, desde el PSOE ya se advirtió de que Muñoz quería regresar a la alcaldía para retomar este asunto y que ahora el tiempo le ha dado la razón.

«Ha vuelto para arreglar sus intereses particulares, cómo se puede atrever a reírse otra vez de la gente de Marbella y San Pedro», se ha preguntado.

El concejal socialista ha mostrado su indignación. «Nos quiere tomar por tontos», ha dicho, y ha recordado las similitudes de este comportamiento con el que dio origen al llamado caso PGOU, que investigan los tribunales.

«Entonces cambió a última hora 22 planos del PGOU de 2010, uno de ellos el de las lindes, y ahora quiere hacerlo como una corrección de errores», ha añadido, en contra de nuevo del dictamen del Consejo Consultivo.

Bernal ha explicado que el grupo municipal socialista interpondrá los recursos administrativos que sean necesarios, previo a acudir a la vía judicial y a aportar esta documentación para reforzar la acusación en el caso PGOU.

Concejales de OSP

El exalcalde también se ha dirigido a los dos ediles de OSP. «Para aprobar todo esto se necesita mayoría absoluta y, por tanto, el voto de Piña y Osorio, que entiendo estarán en contra, porque afecta a las lindes en la zona de San Pedro Alcántara», ha dicho.

«Si no votan en contra, serán cómplices de que se roben a San Pedro 170.000 metros cuadrados de terreno y además ya sabremos los motivos que estaban detrás de la moción de censura», ha señalado con rotundidad.

Isabel Pérez ha explicado que el cambio que se plantea en las lindes es «estructural», porque modifica el término municipal, y que no se puede presentar como una corrección de errores que le pega un «bocado al municipio».

Ha recordado que la adaptación del PGOU de 1986 a la actual legislación andaluza es el último paso para la normalización urbanística de Marbella mientras se redacta el nuevo Plan.

Antes de su aprobación definitiva, que se someterá al pleno del día 27, ya ha pasado la supervisión de la Junta y ha sido expuesta al público. A partir de esa fecha ya no habrá más trámites.