9:00 - 21:00 de Lunes a Viernes

El Ayuntamiento de Marbella recuperará este año el mosaico de Río Verde con fondos propios

0 Comentarios

Las teselas que componían la cabeza de medusa, motivo que dominaba la villa romana de Río Verde continúan en paradero desconocido. Así que mientras prosigue la investigación policial para localizar los restos, el Ayuntamiento de Marbella ha dado luz verde a la reproducción del mosaico robado el pasado mes de enero. Según ha podido saber este periódico, la intervención se iniciará y completará este año con fondos cien por cien municipales.

El Ayuntamiento ha contactado con cuatro empresas especializadas en la conservación, restauración y gestión del patrimonio cultural para ejecutar el trabajo. Firmas que tras una visita al yacimiento han presentado sus correspondientes proyectos en la casona de la Plaza de los Naranjos. Los sistemas de reproducción propuestos son dos, al parecer los más usuales en este tipo de casos. El primero consiste en la realización en el taller de teselas de material sintético con las mismas características que las originales, pero remarcando a la hora de su colocación la diferencia entre las piezas modernas y primitivas de piedra caliza, pizarra, cerámica y pasta vítrea, datadas a caballo entre finales del siglo I y principios del siglo II.

La segunda opción propuesta radica en la reintegración de las teselas expoliadas con pseudoteselas. En este caso la intervención se acometería in situ, con la colocación de mortero fresco y reproduciendo los motivos que mostraban las piezas auténticas mediante incisiones con herramientas y valiéndose para ello de una plantilla con el dibujo original. Afortunadamente, la medusa, el único mosaico policromado de la villa romana, está ampliamente documentado.

En ambos casos, tanto si triunfa una o otra técnica de reproducción, el color que se aplique será un tono más bajo para distinguir a simple vista la parte nueva de la original y evitar errores de interpretación, lo que los especialistas llaman crear un falso histórico.

Las ofertas presentadas serán evaluadas de forma conjunta por las delegaciones de Cultura de la administración local y regional, atendiendo al precio del presupuesto y la solvencia técnica que presenta cada una de las empresas. No lo tendrán fácil los técnicos del Ayuntamiento y de la Junta de Andalucía para decantarse por una de las candidatas, porque las cuatro atesoran una larga experiencia en este campo.

Al tratarse la villa de un Bien de Interés Cultural (BIC) el proyecto que se ejecute tiene que contar con el visto bueno de la administración regional. La responsable municipal de Cultura y Patrimonio, Gema Midón, ya ha solicitado la cita con carácter de urgencia en Málaga. «El objetivo es consensuar el nombre de la empresa lo antes posible y que los trabajos se inicien y finalicen este año con un presupuesto cien por cien municipal», acotó la responsable.

Criterios

Las líneas rojas que el Ayuntamiento de Marbella ha marcado para la ejecución del encargo son aquellas recogidas en los criterios internacionales de conservación en bienes culturales. De este modo, las directrices fundamentales sobre las que girará la propuesta ganadora pueden resumirse en cuatro puntos: mínima intervención (actuando sólo en las partes afectadas sin alterar la realidad existente), respeto absoluto al original, durabilidad y reversibilidad para que en el caso de que las teselas robadas sean recuperadas puedan volver a ocupar su espacio primitivo.

Tras la intervención la villa romana mostrará una copia de la cabeza de un monstruo mitológico que petrificaba a aquellos a los que miraba directamente a los ojos y que Perseo decapitó, entregando el trofeo a Atenea, quien lo situó en su escudo como elemento de protección para alejar el mal. La disposición de este motivo se popularizó en pavimentos a partir del siglo II en la Bética para disuadir a los malos espíritus y proteger a los habitantes de la casa, constituyendo en el presente una de las iconografías más llamativas del yacimiento marbellí.

Fuente: diariosur.es