9:00 - 21:00 de Lunes a Viernes

El bipartito reacciona tarde para regular las despedidas de soltero en Marbella

0 Comentarios

Con evidente improvisación, el equipo de gobierno bipartito (PP-OSP) del Ayuntamiento de Marbella ha planteado ahora introducir las despedidas de soltero en la nueva ordenanza de convivencia ciudadana. Se trata de una normativa aprobada de forma inicial en mayo y que todavía no está vigor, pese a lo cual se han repartido 80.000 folletos para informar sobre ella. 

 

A golpes de noticias en los medios de comunicación y en las redes sociales comparando a Marbella con Magaluf, en buena medida por las despedidas de soltero, y sin planificación alguna, el Ayuntamiento reacciona tarde y con evidente falta de previsión.

Está en tramitación la nueva ordenanza reguladora de la convivencia ciudadana, que sustituirá a la de 2010, y cuyo borrador fue aprobado inicialmente en el pleno de finales de mayo.

Pese que han pasado más de dos meses, todavía no está listo, ya que se encuentra en fase de exposición pública hasta el 17 de agosto. Aún así, el bipartito ha vendido una campaña informativa sobre una normativa que aún no existe.

Esta misma mañana, el concejal de Vía Pública, José Eduardo Díaz, ha dicho que se han repartido 80.000 folletos informativos, principalmente en hoteles, campings y oficinas de Turismo, para que se cumpla esa ordenanza que aún no está aprobada.

Despedidas de soltero

Pero el edil ha ido más allá ya que ha anunciado que ahora se quiere incorporar al texto algo que antes no se le había ocurrido como son las despedidas de soltero, que quiere regular sobre la marcha.

«Vamos a tener en cuenta modelos de otras ciudades como Conil o Tarifa», ha señalado, algo que se supone harán durante el trámite de exposición pública vía alegaciones.

La nueva normativa podría estar lista como muy pronto para septiembre, con lo cual ya fuera de la temporada alta, pese a lo que el equipo de gobierno mantiene la propaganda sobre una nueva ordenazan en tramitación.

Como ya informamos, el borrador del nuevo texto recoge básicamente los mismo aspectos que el que está ahora vigente, que data de 2010, aunque hace especial incidencia en asuntos como la mendicidad y el torsonudismo.

Plantea perseguir con multas a los mendigos y recoge con mayor amplitud la prohibición de nudismo o seminudismo en la vía pública. El resto de aspectos vienen a ser prácticamente los mismo.

Se siguen prohibiendo comportamientos como beber alcohol en la vía pública, dañar el mobiliario urbano, circular en segway en zonas no autorizadas, hacer grafitis o generar un ruido excesivo.