9:00 - 21:00 de Lunes a Viernes

José Bernal: «Hemos corregido problemas endémicos de la ciudad»

0 Comentarios

Después de un día de trabajo y en la víspera del pleno en la que el equipo de gobierno se disponía a dejar sobre la mesa el texto refundido del PGOU, el alcalde de Marbella, José Bernal ofreció una entrevista en la Delegación de SUR en Marbella en la que no dejó pregunta por responder.

–Da la sensación de que Marbella se encuentra atrapada en un bucle urbanístico del que no puede salir

-Claro, porque la situación es tan compleja y hay tal carga en materia de urbanismo heredado, de cosas mal hechas que intentar corregir cuesta mucho trabajo y siempre se generan sospechas, que son naturales por todo lo que ha ocurrido. Nosotros lo consultamos todo al máximo, queremos la mayor participación, los mayores acuerdos, ajustados a la legalidad, y ante la solicitud de la plataforma contra la modificación de las lindes de que dentro del texto refundido había modificaciones que se relacionaban con las lindes de Marbella hemos optado por retrasar su aprobación y asegurarnos con los informes técnicos y jurídicos correspondientes de que no vamos a inmiscuirnos en algo que está en estos momentos en los tribunales.

-Se seguirá funcionando entonces como hasta ahora, consultando diferentes documentos.

-Perfectamente. Nosotros con la aprobación del texto refundido lo que perseguíamos era darle más certidumbre al urbanismo. Pero eso no quiere decir que ya tengamos el trabajo hecho y que eso beneficie para que se haga más ágil el urbanismo. El documento más importante es el de adaptación a la LOUA, que lo tendremos en el próximo pleno de marzo y a partir de ese momento se va a abrir un escenario que va a facilitar muchas inversiones, se concederán licencias que hasta el momento no podíamos dar y se abrirán nuevas vías de futuro en materia de urbanismo. Será aprovechar al 100 por cien el plan del 86, que hasta ahora no podíamos.

El alcalde, José Bernal, el pasado viernes en el despacho de la Alcaldía
El alcalde, José Bernal, el pasado viernes en el despacho de la Alcaldía

 

-Se supone que estará para el verano

-En marzo aprobamos el inicial, luego habrá un apartado de alegaciones, que puede que ralentice los tiempos pero queremos asegurarnos de que todo el mundo participe. Se responderá a las alegaciones y esperamos tener para el verano la aprobación definitiva de un documento que nos dará muchas más posibilidades.

-¿Cuando se anuló el Plan en noviembre de 2015 usted pensaba que esto iría más rápido?

-Yo quería que fuera más rápido, pero sabíamos que habría muchos problemas. La burocracia alarga mucho los procedimientos y si corríamos mucho podíamos caer en el error de equivocarnos. Por lo tanto andar lento es también asegurarnos de que no nos equivocamos en el camino, y todos los documentos que sirvan para el planeamiento de la ciudad serán viables para que las decisiones que se tomen sean las acertadas. Tenemos que conseguir que las inversiones en la ciudad sean seguras.

-¿Qué percepción tiene sobre la situación de las inversiones? ¿Se están perdiendo muchas por la situación urbanística?

-Nosotros buscamos facilidades para la gente que quiere venir a invertir. También somos selectivos. Hay inversiones importantes que no se pueden dejar escapar y hay inversores que saben que sus posibilidades pasan por que se desarrollen en Marbella. Cuando alguien te plantea que se va a llevar su dinero a otro municipio es porque quizás no sean las inversiones más correctas. Nosotros siempre vamos a estar ajustados a la legalidad. ¿Que se nos pueden escapar inversiones? Puede ser, pero estamos asegurando el futuro, que es lo que nosotros perseguimos.

-¿Considera que desde que se anuló el PGOU Marbella ha podido mantener su condición de locomotora económica de la provincia?

-Yo creo que Marbella siempre ha seguido tirando. Si aquí las cosas van bien, a la provincia le va bien. No es que Marbella tire de la provincia, tampoco podemos ser tan pretenciosos. Somos la ciudad con mayor crecimiento del padrón porque somos una ciudad de oportunidad. Marbella sigue siendo siendo ese pequeño sueño americano en el sur de Europa, y la gente viene aquí a buscar su sueño.

-Se han cumplido más de 600 días de gobierno. ¿Usted qué balance hace de la gestión y del funcionamiento del pacto?

-Uno siempre quiere hacer más, pero es cierto que hemos hecho todo lo que hemos podido en este tiempo. Hemos trabajado de manera continuada y comprometidos con la ciudad a pesar de todas las trabas, de las limitaciones de la legislación y de las limitaciones de otras administraciones, especialmente del gobierno de España que ha puesto tantas trabas para que nos podamos gastar el dinero que entendemos que nos pertenece porque sale del dinero de los ciudadanos. Nadie del equipo de gobierno ha cogido siquiera unos días de vacaciones, hemos estado al pie del cañón para sacar adelante los planteamientos que tenemos. Nos gustaría haber hecho más, pero hemos hecho mucho, y algunas cosas muy buenas y muy mal vendidas.

-¿A qué se refiere?

-A que nos hemos puesto a corregir y a solucionar problemas endémicos de la ciudad que a veces son poco vendibles. Por ejemplo, hemos resuelto toda la deuda financiera que tenemos en estos momentos. Hemos levantado un plan de ajuste. Eso no se percibe directamente en el día a día de los ciudadanos. Estamos llevando a cabo obras que no son faraónicas pero que solucionan problemas que no se ven, cerramientos, conducciones, infraestructuras… Era necesario porque los grandes problemas del término municipal completo son estructurales, de comunicación, de saneamiento y abastecimiento. Estamos intentado solucionarlo poco a poco.

-¿Y en cuanto al funcionamiento del pacto?

-Goza de muy buena salud, extraordinaria. Lo hemos dicho muchas veces, nosotros somos un solo gobierno aunque lo integren tres grupos políticos con la ayuda de gobernabilidad de Costa del Sol Sí Puede. El único interés que nos une es que la ciudad salga adelante. En el momento en que comencemos a primar los intereses políticos por encima de la ciudad deberíamos dejarlo.

-Opción Sampedreña revisará el pacto dentro de unos meses. ¿Le genera esto algún tipo de preocupación?

-No, porque forma parte del pacto. Uno de los elementos era su renovación, que lo pusimos como condición. Esto es como los matrimonios, si te llevas mal lo mejor para los hijos es resolverlo. Nosotros vimos que a los dos años había que ver si funcionaba. Yo creo que está funcionando y además lo entienden también el resto de los miembros del equipo de gobierno.

-OSP ha planteado profundizar al decreto de autonomía ¿Está de acuerdo?

-Estoy totalmente de acuerdo. En uno o dos meses se aprobará el reglamento de distritos y ahí habrá una descentralización de la gestión municipal. Entiendo que es necesaria, porque cuanto más descentralizada está la gestión, más cerca está el ciudadano de la administración. Yo soy partidario de ello. Ya lo he dicho muchas veces, si no estuviera Opción Sampedreña nosotros abogaríamos por esa gestión. Lo que pasa que estando ellos, van a hacer más hincapié.

-¿No le preocupa que pueda verse no como una cuestión de convicción sino como una concesión?

-A mí no me lo trasladan así. Este modelo une más a todos los ciudadanos del término municipal que un modelo de confrontación. Es legítimo que en San Pedro quieran gestionar por sí mismos.

-¿La agrupación socialista de San Pedro está conforme con el funcionamiento de la Tenencia?

-Por supuesto, porque la gestión es de gobierno. Si vamos a los programas electorales se verá que lo que se está llevando a cabo estaba en el programa del Partido Socialista. Tenemos dos agrupaciones, una en Marbella y otra en San Pedro, que mantiene por encima de cualquier planteamiento ideológico las demandas de los sampedreños.

-Una de las exigencias de OSP a la hora de firmar el pacto fue el de las inversiones de la Junta, el instituto, el centro de salud y la pasarela peatonal. Ninguno de los tres ha comenzado.

-Están en marcha administrativamente y la gente que está dentro del Ayuntamiento sabe que la burocracia hace que las cosas vayan más lento de lo deseado. Para el centro de salud ya está el convenio cerrado. En el momento en que tengamos los presupuestos aprobados lo sacamos a licitación. El proyecto de la pasarela se presentará en unos pocos días, que ya está prácticamente listo. Para el instituto de San Pedro está por resolverse un problema urbanístico, pero está en los presupuestos de la Junta de Andalucía.

-¿Se puede hacer con la actual situación urbanística?

-Hay que aprobar un plan urbanístico de la zona. Y en el momento que eso se resuelva se comenzará.

-Desbloquear las obras del hospital parece tan complejo como la situación urbanística.

-Con el hospital el problema más gordo es el judicial. He estado en reuniones con las partes privadas, que culpan por la situación de bancarrota en la que se encuentran a la paralización de las obras por el recurso que en su día puso el Ayuntamiento de Marbella. Le piden a la Junta de Andalucía una indemnización millonaria para irse. Hemos estado buscando fórmulas para que retomen las obras pero no se ha conseguido. Ni siquiera les interesa ya la explotación del parking porque el hospital se planificó en una época de bonanza y se paralizó en una época de crisis. Se siguen manteniendo negociaciones, incluso la Junta y el Ayuntamiento estamos buscando fórmulas para llegar a un tipo de acuerdo o para retirar la concesión y que la indemnización sea asumible para sacarlo a concurso. Pero eso también va lento y si se toma una medida abrupta también hay que contar con la certeza de que las obras no se paralizarán judicialmente.

-¿Cómo está la negociación de los presupuestos?

-Ya hay un acuerdo entre los tres grupos de gobierno y Costa del Sol Sí Puede y lo presentaremos en los próximos días. Siempre es normal que cuando se está en una negociación cada grupo político tire un poco para sus delegaciones. A veces estas cosas ocurren, pero lo importante son los acuerdos a los que se llega.

-¿Van a utilizar la misma fórmula prevista para el centro de salud de San Pedro (el Ayuntamiento adelanta el dinero para la ejecución de la obra y la Junta lo devuelve posteriormente) para otros equipamientos?

-Sí. Tenga en cuenta que a nosotros no nos computa en el techo de gasto, simplemente adelantamos un dinero que de todas formas no utilizaríamos para la ciudad. Le computa en este caso a la Junta de Andalucía. La fórmula que fue tan criticada por el Partido Popular era la misma que proponía ese partido para una residencia en Marbella. Con lo cual yo creo que acertamos. Lo que vamos buscando es la sinergia entre administraciones. Nosotros ahora mismo tenemos liquidez y lo que no nos dejan es gastar dinero. El Gobierno de España y la Junta de Andalucía tienen un problema de liquidez, pero su techo de gasto es más holgado. Si nosotros podemos poner el dinero y a ellos les computa el techo de gasto, nosotros ofrecemos que infraestructuras de esas dos administraciones se puedan llevar a cabo. De la misma forma que hemos buscado una solución para el centro de salud de San Pedro lo podemos hacer para otras necesidades reales, no para antojos, de la Junta de Andalucía o del Gobierno de España.

-¿Cuáles serían?

-Con el subdelegado del Gobierno ya he hablado sobre la necesidad de una comisaría de la Policía Nacional en un lugar equidistante entre los dos grandes núcleos del término municipal. La podríamos ejecutar perfectamente el Ayuntamiento de Marbella y después el Gobierno de España, en función de sus necesidades presupuestarias nos fuera devolviendo ese dinero. A nosotros nos da igual que nos lo devuelva en cuatro años, como nos lo va a devolver la Junta de Andalucía, o en veinte años. Lo que queremos es que existan infraestructuras en esta ciudad. Hay más necesidades, carreteras, espigones de las playas… Todo eso vamos a hablarlo con el Gobierno, igual que con la Junta por la residencia de mayores u otras actuaciones en el ámbito educativo o sanitario. Al fin y al cabo quien se beneficia es la ciudadanía.

-¿Qué frustración ha tenido en este tiempo de gobierno?

-La anulación del PGOU, porque ha frenado inversiones y planificaciones para la ciudad y porque tengo la sensación de que nos culpan a nosotros cuando el Plan que se anula es el de 2010. Nosotros estamos ahora para solucionar el urbanismo y además abiertos para que todos los grupos políticos participen en esa solución. Los grandes asuntos de Marbella deberíamos llevarlos a la limón todos. Qué más da si cuando los ciudadanos ven una obra hecha no le van poniendo el sello de quién la hizo. A los ciudadanos lo que le tenemos que devolver es lo que ellos pagan en impuestos.

-¿Esa colaboración no funciona con el Partido Popular?

-Yo tengo la sensación de que una parte del Partido Popular está bloqueando los grandes asuntos de la ciudad en los que podríamos llegar a un acuerdo. Con la exalcaldesa no se puede llegar a un acuerdo. Ella prima sus intereses particulares por encima de los intereses de la ciudad; es más, hasta por encima de los intereses de su propio partido. Más de uno y más de dos concejales me han dicho que ellos quisieran llegar a acuerdos importantes con nosotros, por ejemplo en los presupuestos, para añadir determinadas obras que llevaran el sello de ellos. Esto mismo también me lo han trasladado más de uno y más de dos alcaldes del Partido Popular de la provincia.

-¿Y con las administraciones gobernadas por el PP?

-Con la Diputación de Málaga, con la Mancomunidad de la Costa del Sol y con la Junta de Andalucía nosotros mantenemos unas relaciones extraordinarias. Otra cosa es hasta donde puedan llegar presupuestariamente, que yo lo entiendo. Pero las llamadas de teléfono, los apoyos, llevar a cabo obras de necesidad en común, el diálogo permanente, eso funciona. Con el Gobierno de España menos, pero no sé si es por la lejanía, desconozco la razón.

-En el ámbito laboral se ha llevado adelante la integración de los oales en el Ayuntamiento y hay quien lo ha visto como una gran injusticia, teniendo en cuenta que se trata de trabajadores que entraron durante la época del GIL sin pasar por ningún proceso selectivo.

-Nosotros no podemos resolver una injusticia con otra injusticia. No somos jueces. Aquí hay otro aspecto. Primero, una promesa electoral que adquirimos todos los grupos políticos, no ahora sino en 2011. Cuando gobernaba el PP no lo cumplió. Nosotros lo hemos cumplido. La injusticia era que trabajadores que desarrollaban la misma tarea estaban con sueldos diferentes y con coberturas sociales diferentes. Eso lo hemos corregido. Ahora, también es cierto que nuestra pretensión es que en el futuro, cuando se resuelva la relación de puestos de trabajo del Ayuntamiento de Marbella hay que consolidar las plazas, y eso es hablar de una oferta pública. Los que están dentro tendrán más puntos, pero es abierto para toda la ciudadanía.

-¿Cuál será el gran proyecto emblemático por el que se recordará su mandato?

-No hay un gran proyecto emblemático. El gran proyecto es estabilizar Marbella, porque al fin y al cabo los grandes proyectos emblemáticos del pasado se quedaron en proyectos. Las grandes obras de mejoras y modernización las estamos desarrollando en los barrios que han estado abandonados durante años.

-¿Qué le aporta al turismo el cambio en la estrategia de promoción que ha impulsado el Ayuntamiento?

-Toda labor de promoción tiene resultados, pero no cabe esperar cambios bruscos. Se trata de escuchar al sector. Si estamos en las ferias es porque el sector nos ha dicho que había que estar. No va a haber un gran cambio por estar en las ferias, pero sí nos da identidad como marca turística. Ahora iremos a Moscú con stand propio y hay gente de aquí que tiene negocio allí que va a participar.

-¿Qué más les pide el sector?

-Que contemos con ellos, que hagamos una planificación acertada. En eso estamos. Al sector lo que le molesta es que los políticos le digamos lo que tienen que hacer. Ellos hacen hincapié en la formación y en la promoción. Nosotros tenemos una gente en el sector con un bagaje tan importante que tenemos que escucharlos porque nadie sabe más que ellos. Ahora vamos a contratar a un profesional para hacer un plan de futuro, porque gran objetivo es combatir la estacionalidad.

Fuente: diariosur.es