9:00 - 21:00 de Lunes a Viernes

La llegada de turistas a Marbella creció un 19% durante el mes de julio

0 Comentarios

El número de turistas que llegó a Marbella durante el pasado julio para alojarse en establecimientos hoteleros bajó respecto al mes anterior, pero sí registró un incremento del 19% si se compara con el mismo periodo del año anterior. Repuntan los visitantes nacionales y también los extranjeros. Las pernoctaciones, en cambio, crecen ligeramente (+0,82%) sobre 2017.

 

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha hecho pública este viernes la Encuesta de Ocupación Hotelera (EOH) con los datos referente al mes de julio, que son bastante positivos para Marbella.

En cuanto a la llegada de turistas que se alojaron en establecimientos hoteleros, la cifra es de 96.119, que no supone un récord pero sí es una de las más altas de la serie histórica.

Respecto al mismo mes del año anterior, se produce un repunte de 15.248 visitantes, ya que entonces llegaron 80.871, por lo que, en términos porcentuales, es un 18,85% más.

Se mantiene, por tanto, la inercia del pasado mes de junio, cuando se produjo un récord, con 108.643 turistas. Ahora hay un descenso en julio, pero el dato es excelente, con subidas tanto en viajeros nacionales como en extranjeros.

Y es que llegaron 24.016 turistas españoles, 4.833 más que el año anterior (+25,20%), mientras que de fuera de nuestras fronteras visitaron el municipio 72.103 personas (+16,88%).

Suben las pernotaciones

Las estancias en los hoteles también crecen, aunque no tanto como los visitantes. Durante el pasado julio se registraron en Marbella 365.983 pernotaciones, lo que supone 2.989 más que el mismo mes de 2017 (+0,82%).

El dato es importante, ya que en el conjunto de España las pernoctaciones en establecimientos hoteleros disminuyeron un 2,2%.

Baja la estancia media

El único dato negativo para el municipio lo aporta la estancia media en los hoteles, que bajó hasta 3,81 días, mientras que el año pasado en este mes fue de 4,49 días.

Aún así, hay que tener en cuenta en España la estancia media baja un 0,3% respecto a julio de 2017, situándose en 3,7 pernoctaciones por viajero.