9:00 - 21:00 de Lunes a Viernes

Los independentistas de San Pedro «subastan» la Alcaldía de Marbella

0 Comentarios

Es una subasta. La Alcaldía de Marbella se la va a llevar el mejor postor. Si el PSOE quiere mantener el sillón tiene que ofrecer más que sus rivales y si el PP quiere que haya una moción de censura debe perder los escrúpulos por encima de sus rivales. Los independientes de San Pedro (OSP) tienen la sartén agarrada por el mango. Tras dos años de gobierno con PSOE e IU y sustentados por Podemos pueden romper la baraja y cambiar el poder de manos en la ciudad, si la oferta es la más jugosa. El precio es la autonomía de este núcleo de población marbellí de 50.000 habitantes. El que más se acerque a lo que puede ser un pueblo independiente será a aquel al que se apunte con el mazo y se grite: «¡vendido!».

Hace dos años, cuando los cuatro grupos políticos se reunieron para formar un gobierno que desalojara al PP de la Alcaldía de Marbella, Opción Sampedreña prometió que en el ecuador de la legislatura revisaría el pacto y analizaría en qué punto estaba la autonomía de San Pedro como población. Es ahora cuando los independentistas pasan la factura. «Estamos donde tenemos que estar tras el balance de legislatura», explicó Manuel Osorio, presidente de OSP y concejal de Hacienda de Marbella, quien asegura que su grupo necesita mejorar San Pedro «sea con quien sea». «Sólo hacemos lo que dijimos hace dos años», afirmó Osorio.

En este punto, la formación ha decidido pedir a cada grupo político que les haga llegar una propuesta para solicitar su apoyo. «Estamos recabando información para llevarla a la asamblea consultiva, donde hay personas de todos los colores políticos unidas porque quieren más autonomía para San Pedro», remarcó Osorio, quien asegura que todavía el proceso de consulta no se ha llevado a cabo y tampoco tiene fecha para ello, porque «hay grupos que no han presentado ninguna propuesta». Los que sí lo han hecho es el PP, que ya lanzó un órdago a OSP para que cambiara el apoyo y diera la Alcaldía a Ángeles Muñoz. Fue cuando se comenzó a cernir la sombra de una moción de censura sobre el socialista José Bernal, que declaraba que San Pedro tenía delegada «la máxima autonomía».

«Nuestro objetivo es ser independientes, pero no puede ser. Por esto, queremos la máxima autonomía», sentenció Osorio, que se remonta a una demanda de segregación histórica que conlleva un proceso judicial en el que Marbella y el núcleo de San Pedro llevan inmersos más de 30 años. Ese es el precio de la Alcaldía de Marbella. El que más independencia económica y social sea capaz de garantizar en un acuerdo de gobierno a OSP será el que se haga con el bastón de mando. «Sólo queremos construir un pueblo que se llama San Pedro», explicó Manuel Osorio, quien desestima las invitaciones a entrar en polémicas. «No somos desleales a nadie. Hay gente que está metiendo cizaña para ganar sus intereses, pero nosotros lo único que queremos es ser independientes», sentenció Osorio.

El PP trata de aprovechar las malas relaciones de OSP con Podemos, que sustenta al tripartito y hace que las políticas viren hacia el lado morado chantajeando con ese apoyo. Los sampedreños ven en eso una amenaza a sus intereses y ya los ha criticado en varias ocasiones. Por esta razón, el pasado junio, Rafael Piña, portavoz de OSP en el pleno de Marbella y teniente de alcalde en el núcleo de población, puso sobre la mesa «un gobierno de concentración con un alcalde independiente» que desalojara al socialista José Bernal de la Alcaldía. Se cuestionó el liderazgo del PSOE en el municipio y su «dependencia» de Podemos. «Con el PSOE y con Miguel Díaz –portavoz de IU– estamos muy bien», aseguró Rafael Piña, que se dejó fuera a la concejala de Servicios Sociales, Victoria Morales (IU), y que achacó la mayoría de los problemas, para la consecución de la autonomía deseada, a que la formación morada no entrara en el gobierno.

En ese río revuelto trata de pescar el PP una Alcaldía que se le escapó porque se quedó a un solo concejal de la mayoría absoluta en 2015. Desde que comenzara el año, los contactos han sido constantes entre los populares y OSP. Elías Bendodo, presidente del PP de Málaga, ha estado reunido con los sampedreños para evaluar las opciones de un cambio de poder que debía cocinarse a fuego lento –según afirmaban algunos populares de la ciudad–. Ahora, cuando OSP está llevando a cabo una revisión de un pacto que no le ha dado los frutos deseados en estos dos años, el PP de Marbella vislumbran la posibilidad de recuperar la Alcaldía que ganaron en las urnas, pero que la aritmética del pleno municipal les impidió ostentar.

Por su parte, el alcalde, José Bernal, le ofreció a OSP «honestidad y honradez» que, a juicio del regidor socialista de Marbella, es «algo que el PP no puede ofrecer». El PSOE recordó a los sampedreños algunos de los datos positivos que ha registrado la ciudad durante los dos últimos años, como el incremento de turistas. El primer edil de Marbella indicó a OSP que PSOE e IU están elaborando sus documentos para obtener «muchas más mejoras y eficiencias para el municipio». «Como secretario general del PSOE local lo que nos planteamos es que, en los próximos dos años, todo aquello que hemos hecho bien lo hagamos mejor», le remarcó Bernal a OSP para tratar que el apoyo no vuele a manos de los populares y con eso también la Alcaldía.

Noticia: abc.es