9:00 - 21:00 de Lunes a Viernes

Marlaska anuncia que elevará un 30% las vallas de Ceuta y Melilla, que alcanzarán los 10 metros en algunos puntos

0 Comentarios

Las obras de modernización y refuerzo de la seguridad en la frontera tendrán un presupuesto total de 32 millones de euros.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha anunciado este lunes que elevará la altura de las vallas de Ceuta y Melilla un 30%. El aumento de la valla dependerá de los tramos y de las características del relieve en el que se encuentre, pero fuentes del ministerio calculan que tras la obra la altura podrá alcanzar los diez metros en algunos puntos. Esta intervención, anunciada por Marlaska en la comisión de Interior del Congreso, forma parte de las obras de modernización y refuerzo de la seguridad en frontera en las dos ciudades autónomas, que incluye la retirada de las concertinas. El proyecto tiene un presupuesto de 32 millones de euros.

La retirada de las concertinas que coronan las vallas de Ceuta y Melilla es objeto de controversia desde su establecimiento, en 2005. Consciente de las dificultades que entraña cualquier modificación en el trazado, el Ministerio del Interior incluyó la medida en un plan de modernización más amplio, que ya se está aplicando en las dos ciudades autónomas. El Consejo de Ministros aprobó el proyecto en enero de 2019, pero la desaparición de ese mecanismo solo se adoptará al final de todo el proyecto, según explican fuentes del ministerio. Se trata de “garantizar la seguridad de la frontera a través de medios menos cruentos”.

Los informes con los que cuenta Marlaska concluyen que esa llamada sirga, provista de objetos punzantes, no es ya un elemento especialmente disuasorio en los saltos a la valla. En cambio, causa lesiones graves a algunos de quienes la cruzan, según han denunciado organizaciones como Prodein, que defiende los derechos de los menores.

Mientras duren las obras, España y Marruecos reforzarán las medidas de seguridad a ambos lados de la frontera. El país vecino no solo mantiene las concertinas en su parte de la valla, sino que acaba de terminar la instalación de nuevas cuchillas.

Esta es la primera gran intervención en las vallas en 13 años. Las únicas reformas que se han hecho desde 2006 han sido reparaciones concretas de daños producidos por la climatología o por las entradas masivas de personas.

Fuente: El País